OZONOTERAPIA

Ozonoterapia ¿qué es?

Es la forma de tratar determinadas enfermedades y estados de salud alterados mediante una mezcla gaseosa de oxigeno-ozono, a las concentraciones adecuadas y administrada por diferentes vías de administración.

Esta terapia como veremos ha tenido su lugar en la Historia de la Medicina desde hace algo mas de dos siglos.

ozono_terapia_2

Historia

Fue Joachim Schönbein(1799-1868) quien descubrió el Ozono (1840) al experimentar con la hidrólisis del agua.
Payr (1871-1946) cirujano austriaco publica su obra “Sobre el tratamiento con ozono en cirugía”(1935).Ya en la Primera Guerra Mundial se comenzó a utilizar el ozono como desinfectante de heridas.
Pero no fue hasta que el físico Joachim Hänsler (1908-1981), creador del generador de ozono “Ozonosan”y el medico alemán Hans Wolfs (1927-1981), verdadero “padre” de la ozonoterapia, unieron sus experiencias, cuando esta terapia recibió el empuje definitivo, con la obra de Wolfs “Ozono medico” (1979), en la que se expone un ensayo donde se abarca la extensión completa del uso del ozono en la practica medica.
Ya en 1990 el Profesor V. Bocci, fisiólogo en la Universidad de Siena en Italia, establece una de las propiedades fundamentales de esta “maravillosa sustancia” que es “la activación de células inmunocompetentes por el ozono”, en sus estudios sobre la acción de esta sustancia sobre el interferón y los leucocitos humanos.
Finalmente Peralta en 1999 demuestra la protección efectiva del hígado contra el daño producido por la repercusión en caso de isquemia hepática, tras sus estudios sobre la activación del sistema antioxidante y neutralización de radicales libres tras la acción del ozono.

¿Como se produce el ozono?

Hoy en día, la electrónica ha hecho que los generadores de oxigeno-ozono sean maquinas extraordinariamente seguras, en las que utilizando materiales resistentes al ozono y sometiendo un flujo de oxigeno medicinal determinado a una corriente eléctrica de voltaje adecuado (entre 5000 y 13000 voltios) consigamos la producción de
una mezcla de oxigeno-ozono a la concentración requerida y los volúmenes que sean necesarios.
El ozono es un gas altamente inestable, que tiene una semivida de 40 minutos a 20ºC, lo que significa que su concentración se reduce a la mitad cada 40 minutos. Es por ello, por lo que no puede ser almacenado, de forma fácil, y debe ser utilizado inmediatamente después de ser generado.
Así existen protocolos de actuación mediante oxigeno-ozono, administrado por diferentes vías y a los volúmenes y concentraciones adecuadas, según sea la enfermedad a tratar o el estado del paciente que queremos modificar.

Bases biológicas 
de la ozonoterapia

El ozono es un gas muy oxidante, el tercero ,en la escala de potencia, tras el Fluor y el Persulfato y se caracteriza por tener una gran afinidad por los dobles enlaces covalentes de carbono, que se dan fundamentalmente en los ácidos grasos insaturados, que a su vez constituyen los fosfolípidos de la estructura de la mayoría de las membranas celulares, provocando su rotura y dando lugar a otros de cadena mas corta (peróxidos oxigenados, aldehídos, hidroperóxidos y ozónidos).

El Ozono y en segundo termino los compuestos que produce en nuestro organismo producen un stress oxidativo moderado y limitado en el tiempo, una modulación de nuestro sistema inmunitario, una estimulación de la síntesis y liberación de Autacoides y la regulación del metabolismo en general.

ozono_terapia_3

Adaptación al stress oxidativo:

El ozono es mas hidrosoluble que el oxigeno, por lo que al entrar en contacto con nuestros líquidos corporales, reacciona inmediatamente con biomoléculas, produciéndose oxigeno (O2) y un radical libre denominado Oxigeno activo (O.). Una vez producida esta reacción deja de haber ozono.
Las biomoléculas con las que reacciona el ozono son, por orden de preferencia: los ácidos grasos poliinsaturados, los antioxidantes como el acido ascórbico (vitamina C) y el acido úrico, los compuestos tiólicos con grupo sulfidrilo (–SH), como la Cisteina, el Glutation reducido (GSH) y la Albúmina.

Nuestro organismo tiene desde un punto de vista metabólico una serie de elementos que constituyen el Sistema Antioxidante. A este sistema pertenecen sustancias hidrosolubles o liposolubles, proteínas quelantes y sustancias que pertenecen a un grupo determinado de enzimas intracelulares. No nos extenderemos en la descripción de estos elementos debido a su complejidad.
Todos estos compuestos actúan como donantes de electrones y se oxidan.

El sistema antioxidante

La interacción entre los oxidantes, el sistema antioxidante y el resto del sistema metabólico es muy importante, ya que permite su rápida regeneración y el mantenimiento de un estado antioxidante normal, que se puede medir (TAS o Total Antioxidante Status) con la tecnología adecuada.

En condiciones normales el metabolismo celular del oxigeno no produce radicales libres debido a un sistema de reducción tetravalente (95%). El 5% restante produce radicales libres de extraordinaria toxicidad: el anión superóxido, el hidroxilo y el peroxido de hidrogeno, aunque este ultimo no es un radical libre en sentido estricto.

Aunque los radicales libres son necesarios en multitud de procesos biológicos, un estado de hiperproducción o un sistema antioxidante deficiente, pueden hacer que se desarrollen enfermedades basadas en la toxicidad producida por ese exceso resultante.

Los tres pueden producir daños celulares estructurales en los ácidos nucleicos (producción de tumores y enfermedades autoinmunes), proteínas (alteración de membranas celulares), hidratos de carbono (patología secundaria a Diabetes Mellitus) y lípidos (alteración de membranas celulares)
Son los radicales libres o Especies Reactivas del Oxigeno (E.O.) los que llegan a ser uno de los factores esenciales en el desarrollo de determinados procesos patológicos

cuadro_1


Como consecuencia de esta oxidación se producen, de forma micromolecular, diferentes compuestos, que pueden ser Especies Reactivas del Oxigeno (ERO), cuyo principal exponente es el peroxido de hidrogeno, o bien Productos de la Oxidación de los lípidos (POL). Dichos compuestos van a actuar como mensajeros (de corta duración y en las cercanías (ERO) y de larga duración y a distancia (POL)) sobre determinadas partes de nuestro organismo (medula ósea, eritrocitos, leucocitos, plaquetas, hígado, sistema nervioso central, glándulas endocrinas, etc.) actuando como señalizadores del stress oxidativo, del que antes hemos hablado, alcanzándose de esta manera el inicio del asombroso efecto terapéutico, que viene dado por una “Adaptación al stress oxidativo” perseguido por la ozonoterapia.

Es ese “stres oxidativo agudo” y regulado, causado por el ozono a volúmenes y concentraciones adecuadas, es el que produce multitud de reacciones biológicas, que posiblemente puedan invertir el “stres oxidativo crónico” que se produce con el envejecimiento, las infecciones crónicas, la diabetes mellitus, la arteriosclerosis, los procesos degenerativos y el cáncer. En general todos aquellos procesos en los que se produce un acumulo de radicales libres, que hace que el funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas de nuestra economía este deteriorado.

Así podríamos interpretar el acto terapéutico del ozono como un “Choque terapéutico atoxico”, que de alguna manera produce un estimulo al alza de nuestro sistema antioxidante, contra los metabolitos del oxigeno o especies reactivas del oxigeno.

La increíble versatilidad de la ozonoterapia es debida a la cascada de componentes derivados del ozono, capaces de actuar sobre multiples dianas, conduciendo a una correccion multifactorial del estado patológico.

De cualquier forma una de las acciones del ozono sobre la membrana celular hace que mejore el metabolismo del Oxigeno produciendo la siguiente secuencia:

- Cambios en las propiedades reológicas de la sangre.
- Incremento en la velocidad de la glucólisis.
- Activación de la cadena respiratoria mitocondrial.

Los eritrocitos o hematíes tienen la particularidad de apilarse en forma de pilas de monedas en los vasos estrechos o en aquellos en los que de forma patológica se han estrechado, como es el caso de las arteriopatías, de tal manera que el intercambio de oxigeno en los tejidos correspondientes se encuentra disminuido, por esa falta de transporte adecuado.
La ozonoterapia produce una mejora en las condiciones de elasticidad de la membrana celular, mediante cambios en las cargas eléctricas de la membrana eritrocitaria y hace que los hematíes pierdan rigidez y puedan “doblarse” y de esta manera poder introducirse por aquellos vasos por los que antes no podían hacerlo, consiguiendo de esta manera transportar el oxigeno a zonas donde antes estaba limitado, con la consiguiente mejora en la funcionalidad de los órganos a los que pertenecen dichos vasos en mal estado.
También el ozono aumenta la velocidad de la glucólisis y estimula la activación de la cadena respiratoria mitocondrial consiguiendo con ellos un aumento de la producción de ATP, base energética del metabolismo celular.

Modulación del sistema inmunitario:

El ozono actúa sobre los linfocitos T y monocitos, siendo el peroxido de hidrogeno el que penetra en las células mononucleares induciendo procesos bioquímicos que desembocan en la producción de varias proteínas entre las que destacan los reactantes de fase aguda y numerosas interleucinas, en particular interferón-y, llegando a cifras de aumento de hasta un 900%.
Así pues cabria pensar en una inmunoactivacion del individuo por parte de la ozonoterapia.

cuadro-2

Síntesis y liberación de Autacoides:

Estas sustancias, llamadas así por ser “remedios propios” de nuestro organismo (del griego Auto + Akos) se encuentras distribuidas ampliamente por todo el organismo. Los mas conocidos e importantes son la Histamina, producida en los mastocitos, la Serotonina, liberada principalmente por las plaquetas, la Bradicinina, también por los mastocitos y un subgrupo de extraordinaria importancia denominado Eicosanoides, que tienen características de hormonas paracrinas y que prácticamente son producidos en todas las células del organismo, siendo los mas importantes las prostaglandinas, prostaciclinas, tromboxanos y leucotrienos, todos ellos con un precursor principal, denominado acido araquidónico, de gran importancia en los procesos inflamatorios en general. Es en esta encrucijada, entre la producción de eicosanoides “malos” como el acido araquidónico y la eicosanoides “buenos” (ácidos grasos esenciales) como los ácidos poliinsaturados de cadena larga (omega 3) donde podría apuntar la acción del ozono, como modulador de un estado de equilibrio.

Efecto germicida:
No hay que olvidar la acción directa del ozono sobre bacterias, virus y hongos sobre los que, al carecer de sistema antioxidante, destruye directamente la estructura de su membrana celular, haciendo además que su administración en el organismo garantice la seguridad de que no tengamos la aparición de infección local, ni de sepsis.

cuadro-3

Formas de administración

Con excepción de la vía inhalatoria y la vía intravascular, tanto intravenosa como intraarterial directas, el ozono se puede administrar de múltiples formas, siendo las mas utilizadas: 

La vía Intramuscular (ej. Infiltraciones paravertebrales en el tratamiento de lumbalgias), la Autohemoterapia mayor (es uno de los métodos mas utilizados: se extrae una cantidad de sangre del paciente, mezclándola con un volumen determinado de oxigeno-ozono a concentraciones diferentes y se vuelve a reinfundir en el paciente, transcurridos unos minutos), Autohemoterapia menor, Intradiscal (se inyecta oxigeno-ozono en el interior de discos intervertebrales, bajo visión radioscópica, en el tratamiento de las hernias discales), epidural y foraminal (en el tratamiento de las estenosis de canal), intradérmica, subcutánea (en el tratamiento de la celulitis), insuflación rectal (uno de las vías mas utilizadas por la escuela cubana), intrauretral e intravesical (para el tratamiento de determinadas cistitis, tras radioterapia, intersticial, etc.), vaginal (para el tratamiento de candidiasis vaginal), ótica (para el tratamiento de determinadas dermatitis del conducto auditivo externo), intranasal, sublingual, en trayectos fistulosos (fístula perianales), en aplicación tópica mediante aceites ozonizados, agua ozonizada, en bolsa (en el tratamiento de isquemia de extremidades), etc.


ozono_terapia_4

Contraindicaciones

El ozono esta contraindicado en las siguientes circunstancias:

-Pacientes con hiperteroidismo no tratado.
-Favismo.
-Embarazo.
-Alergia al ozono conocida.
-Alcoholismo agudo.

Aplicaciones clínicas

La ozonoterapia es un método terapéutico con el que se pueden tratar o mejorar múltiples enfermedades, entre las que cabe destacar todas aquellas en las que un acumulo de radicales libres puede ser su principal origen, como pueden ser las enfermedades degenerativas, envejecimiento, etc.

Tratamiento de las protrusiones y hernias discales.

Traumatología:
- Tendinitis, artrosis (columna vertebral, grandes articulaciones como rodilla, cadera, etc.) lumbalgias, cervicalgias, hombro doloroso, codo de tenis, fascitis plantar, etc.

- Fibrosis epidural posquirúrgica, estenosis de canal raquídeo, Síndrome miofascial, Tratamiento de “puntos gatillo” o “tender points”, etc.

En el tratamiento de la artrosis de rodilla asociamos el ozono al uso del plasma rico en factores de crecimiento, ya que esta demostrado que el plasma tratado con ozono aumenta la producción de factores de crecimiento por las plaquetas.

Reumatología:
- Artritis reumatoide.
- Espondilitis anquilosante
- Artritis psoriásica.
- Fibromialgia.
- Síndrome de fatiga crónica.
- Etc…

Medicina antienvejecimiento (antiaging).

Oncología:
- Tratamiento coadyuvante de la quimioterapia y radioterapia.

Neurología:
- Enfermedad de Alzheimer.
- Enfermedad de Parkinson.
- Esclerosis múltiple.
- Recuperación de accidentes vasculares cerebrales (embolismos, trombosis) (en fases tempranas).
- Coadyuvante en ciertos cuadros depresivos.
- Tratamiento de determinadas cefaleas.

Dermatología:
- Acne.
- Dermatitis atópica.
- Psoriasis.
- Celulitis.
- Etc.

Urología:
- Cistitis crónicas, rádicas, etc.
- Impotencia sexual (de origen vascular).

Vascular:
- Pie diabético.
- Ulceras varicosas.
- Ulceras por decúbito, postquirúrgicas. Retrasos de cicatrización, etc.
- Cuadros isquémicos en extremidades inferiores.

Ginecología:
- Vulvovaginitis candidiasica.

Digestivo:
- Enfermedad intestinal crónica.
- Fisuras anales, fístulas perianales, etc.
- Hepatitis B y C.

Respiratorio:
- Asma.
- EPOC.
- Cuadros respiratorios de etiología alérgica.

Otorrino:
- Tratamiento de determinados vertigos, etc.

Oftalmologia:
- Degeneracion macular senil.

ozono_terapia_5

Bibliografía

Bocci V. Oxygen-Ozone Therapy. A critical Evaluation. Dordrecht, The Netherlands: Kluwer Academia Publisher, 2002.

Bocci V. Ozone. A new medical drug. AA Dordrecht, The Netherlands: Springer Publishers, 2005.

Viebahn R. The use of ozone in Medicine. 3rd English ed. Iffezheim, Germany: ODREI-Publishers, 1999.

Menendez Cepero S. Ozono. Aspectos basicos y aplicaciones clínicas. Centro de Investigaciones del ozono. La Habana. Cuba. Editorial CENIC. 2008.

Monografico: Ozonoterapia. Revista de la Sociedad Española de tratamiento del Dolor (SED)

ozono_terapia_6

información y consentimiento
en los procesos de 
ozonoterapia

Esta es una información sobre varias formas de administrar la mezcla de oxigeno-ozono, tomando como proceso a tratar una enfermedad en la columna vertebral, como pudiera ser una hernia discal.

Ante todo deberá traer toda la información que posea sobre su enfermedad: Informes médicos, analíticas sanguíneas, TAC, Resonancia Magnética, Gammagrafía, etc.,..

El tratamiento inicial de su hernia discal será la infiltración intradiscal con una mezcla de oxigeno-ozono a la concentración y el volumen adecuados.

Este proceso se lleva a cabo en quirófano, con el paciente ligeramente sedado, pero consciente y bajo control radiológico. Dicha infiltración se lleva a cabo bajo anestesia local y es totalmente indoloro.

Esta modalidad se lleva a cabo en los quirófanos de Policlínica Gipuzkoa y requiere un ingreso de 4-5 horas en nuestro Hospital de día, tras el cual el paciente vuelve a su domicilio, pudiendo llevar a cabo vida normal a partir de las 8 horas de terminado el proceso.

Además el tratamiento de su enfermedad lo complementamos con Infiltraciones Paravertebrales, a ambos lados de la columna vertebral, aproximadamente a dos centímetros de la línea media, en los niveles que estimemos oportunos.

La tolerancia es buena, pudiendo aparecer una sensación dolorosa, a modo de presión, durante la propia infiltración y que suele desaparecer en los minutos siguientes, en los que permanecerá descansando en nuestra sala de infiltraciones. Prácticamente, nunca utilizamos anestésicos locales.

Si se va a tratar su enfermedad mediante Autohemoterapia, consiste en la administración endovenosa de una cantidad determinada (entre 100 y 150 ml) de su propia sangre, que previamente habrá sido extraída a un contenedor adecuado, donde será mezclada con una pequeña cantidad de anticoagulante (citrato sódico o heparina) y expuesta después a un volumen determinado de una mezcla de oxigeno medicinal y ozono a la concentración adecuada, durante un corto periodo de tiempo. Como se ha dicho al principio, será reinfundida a continuación en un tiempo no inferior a 10-12 minutos. Todos ellos se lleva a cabo en un circuito aséptico y estéril.

Este tratamiento es compatible en aquellos pacientes que están siendo tratados mediante sustancias anticoagulantes (Sintrom o Clexane), o antiagregantes plaquetarios (Aspirina, Tiklid, etc.).

Si sus venas son de difícil canalización, existe la alternativa de la insuflación rectal, con prácticamente las mismas garantías de éxito que la administración endovenosa, aunque se trata de un modo de tratamiento de duración mas prolongada.
El 80% de pacientes necesitara un mínimo de entre 12 y 15 sesiones para completar el tratamiento, que se realizaran con una regularidad de dos veces por semana. La sesión que marca la inflexión hacia la mejoría suele ser la 5ª o 6ª infiltración, aunque es posible que ya desde la 1ª o 2ª mejore notablemente. También puede ser que necesite mas sesiones de las programadas en un principio. La ozonoterapia es un tratamiento, dosis acumulativo, cuyos efectos biológicos y terapéuticos se van consiguiendo mediante la estimulación periódica y sumativa del ozono en los lugares diana, donde se pretende aumentar la oxigenación, la microcirculación y disminuir o inhibir la liberación y acumulación de sustancias que provocan dolor, edema e inflamación.

Es importante que sepa que durante el tratamiento conviene que trate de evitar los excesos, no realizando esfuerzos, ni sobrecargas, sobre todo al inicio del tratamiento.

Si es recomendable que camine media o una hora tras la infiltración paravertebral.
Si esta realizando fisioterapia, puede seguir haciéndolo.

Venga cómodo y relajado, ya que la técnica no es cruenta, ni especialmente dolorosa.

El día de la sesión de infiltración no se ponga cremas. Póngase ropa cómoda, fácil de poner y de quitar, que no le oprima, sobre todo en las zonas dolorosas.

No es necesario estar en ayunas , aunque tampoco le recomendamos que venga tras una comida copiosa.

El número de sesiones será de dos por semana, aunque la primera semana, en ocasiones puede ser de tres.

Si es alérgico a alguna sustancia, debe advertirlo. No se ha comunicado ningún caso de alergia al ozono.

La mezcla de oxigeno-ozono se obtiene mediante un generador altamente sofisticado. Es una terapia muy segura y sin efectos colaterales.

La única garantía en su tratamiento que si le podemos dar es que la ozonoterapia no va a empeorar la enfermedad que le vamos a tratar, ni ninguna otra concomitante que tenga usted.

En recepción de nuestra clínica del dolor gestionaran su cita, proporcionándole día y hora. Le rogamos facilite sus datos de localización por si hubiera que cambiar l

Tratamiento antienvejecimiento:
Esta es una terapia que mediante la oxigeno-ozonoterapia y otro tipo de actuaciones medicas trata de mejorar nuestra calidad de vida, retrasando en alguna medida aquellos procesos biológicos y bioquímicos que hacen que nuestro cuerpo sufra determinados cuadros degenerativos, que son la base del envejecimiento.

En nuestro plan antienvejecimiento trataremos de mejorar su salud mediante

1.- Ozonoterapia que actúa:
Como barrendero de productos de deshecho de nuestro metabolismo en general, denominados radicales libres, que tanto daño celular nos producen cuando se acumulan, y que constituyen la base fundamental del envejecimiento.

Ademas contribuye a mejorar las condiciones reologicas de la sangre y favorecer la oxigenación de aquellos tejidos que por diferentes procesos patologicos se encuentran mal oxigenados.

Estimulando la liberación por parte de las celulas endoteliales (en el interior de las arterias) de una sustancia denominada óxido nítrico, que hace que esas pequeñas arterias, que se encuentran en muchos casos muy cerradas, se vasodilaten, consiguiendo con ello que llegue mas sangre, y por lo tanto mas oxigeno, a esos tejidos que se encuentran en condiciones alteradas, de cara a su utilización como sustrato energetico.

Otra caracteristica importante del ozono es actuar como modulador de nuestro sistema inmunitario, apara así enfrentarse con efectividad frente a las agresiones externas.

2.- Microinmunoterapia que consiste en un tratamiento, mediante acidos nucleicos especificos y determinadas interleucinas, dentro de un contexto homeopático, para conseguir una modulación de nuestro sistema inmunitario, que haga que esté mas estimulado frente a determinadas agresiones, viricas, bacterianas, parasitarias o fungicas.
Esta parte del tratamiento va acompañado de un estudio en profundidad de su sistema inmunitario, consistente en un analisis sanguineo en el que estudiaremos el perfil-tipaje linfocitario, el perfil proteico y serologias viricas, que nos hagan comprender mejor su estado actual.

3.- Estilo de vida ZONA en el que trataremos de hacerle ver las bondades de alimentarnos de esta manera, preconizada por del Dr. Barry Sears.

4.- Consumo de acidos grasos poliinsaturados de cadena larga (Omega-3).

5.- Utilizacionde la Melatonina y el Malato de magnesio como adyuvantes en general de este tratamiento.

6.- Ejercicio físico.

ozono_terapia_7

TELF.

943 61 87 15

FAX

943 61 18 99

Aduana, 2 - 2º puertas 5 y 6
20302 IRÚN - Gipuzkoa